lunes, 19 de noviembre de 2012

CONOS CRUJIENTES RELLENOS DE CREMA ANISADA



Ya iba siendo hora de estrenar un apartado de postres, y he pensado que un buen comienzo debe ir acompañado de una rica receta como esta, sencilla de elaborar y muy versátil al admitir infinidad de variantes.

Su composición como bien dije es sencilla, partiendo de una masa y una crema pastelera básica, a la cual se le añade un toque de anís, y su versatilidad infinita al poder jugar a nuestro antojo a la hora de elegir el relleno que más nos guste (nata, crema de chocolate, crema pastelera, crema de licor, nata y chocolate, nata y canela, crema de naranja, etc.). Incluso podemos convertir este postre en un plato salado, simplemente eliminando el azúcar y rellenando por ejemplo con una mousse de atún, salmón ahumado, queso azul, roquefort y nueces, etc.

Espero disfrutéis de esta receta, y sobre todo espero os pueda servir como opción para sorprender en estas próximas fiestas.

INGREDIENTES:

-Para la masa:

¼ l. de aceite de oliva suave
¼ l. de vino blanco
1 huevo
Harina floja, la que admita (520 gr. Aprox.)

-Para la crema anisada:

6 yemas de huevo
½ l. de leche
½ l. de nata
200 gr. de azúcar
80 gr. de harina fina de maíz (maizena)
Una copita de anís
Ralladura de un limón

-Para rebozar los conos:

100 gr. de azúcar
1 cucharada de postre de canela en polvo

ELABORACIÓN:

Para empezar debemos preparar la crema anisada para que dé tiempo a que se enfríe a la hora de rellenar los conos. Para ello preparamos una crema pastelera básica, poniendo las yemas de huevo en una cacerola junto al azúcar y la ralladura de limón, batimos enérgicamente durante unos minutos, añadimos la maizena con cuidado para que no queden grumos y volvemos a batir hasta que quede todo muy bien mezclado, seguidamente vamos añadiendo poco a poco la leche y la nata, las cuales se han mezclado y dado un pequeño hervor previamente, todo ello sin dejar de batir para evitar que las yemas se coagulen, una vez incorporado todo el liquido, ponemos al fuego a temperatura media alta y sin dejar de remover hasta que la crema consiga un espesor consistente, dejamos enfriar muy bien y por ultimo añadimos el anís a gusto, dependiendo de cómo la queramos de sabor.

Por otro lado, preparamos la masa para los conos, simplemente mezclando todos sus ingredientes y añadiendo harina hasta que la masa deje de pegarse en los dedos, envolvemos en film de cocina y dejamos reposar unos 30 minutos en el frío.

A la hora de preparar los conos, estiramos la masa dejando una altura de 2 mm aproximadamente y cortamos en tiras de unos 20 cm de largo y 1 cm de grosor, estas tiras las enrollamos en unos conos de pastelería de acero inoxidable, procurando que no queden huecos vacios sin masa y freímos en aceite de semillas hasta dorar, por ultimo pasamos los conos por la mezcla de azúcar y canela y dejamos enfriar.

Para el montaje del postre simplemente debemos rellenar los conos con la crema anisada y servir si se apetece con un poco de helado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario