miércoles, 28 de noviembre de 2012

GALLETAS DE MANTEQUILLA CON UVAS PASAS


Debo confesar que soy un apasionado de las galletas, me encanta hacer diferentes tipos, formas y sabores a partir de una receta base la cual modifico o añado ingredientes a mi antojo, en este caso uvas pasas, dando lugar a unas galletas crujientes y llenas de sabor. 

Poco a poco iré subiendo diferentes variaciones y comprobaréis que se pueden hacer infinidad de galletas con tan solo unos pocos ingredientes. 

Ahora sin más rodeos, os dejo la receta base que suelo utilizar y la variación para hacer estas ricas galletas con uvas pasas. 

INGREDIENTES: 

-Receta base: 
250 gr de mantequilla en pomada 
1 huevo 
100 gr de azúcar 
450 gr de harina 
1 chuchara de vainilla azucarada o esencia de vainilla 
1 chuchara de levadura química (en polvo) 
Una pizca de sal fina 

-Receta para galletas de uvas pasas: 

Mismos ingredientes que la receta base, pero añadiendo unos 150 gr de uvas pasas. 

ELABORACIÓN: 

Para empezar debemos batir la mantequilla con una varilla en un recipiente junto con el azúcar, huevo, sal, vainilla, y unos 50 gr de las pasas trituradas y el resto de pasas simplemente troceadas, dejamos reposar unos minutos en la nevera y posteriormente añadimos poco a poco la harina previamente mezclada con la levadura hasta conseguir una masa homogénea y que no se pegue en las manos, envolvemos dicha masa en papel film de cocina y dejamos reposar unos 30 minutos en la nevera. 

Una vez reposada la masa, encendemos el horno y ponemos a una temperatura de 190 º C, arriba y abajo. 

Seguidamente hacemos pequeñas bolitas con la masa del tamaño de una aceituna aproximadamente, ponemos sobre papel para hornear en la bandeja del horno para evitar que se peguen, con una separación de unos 3 cm entre galleta y galleta, cocemos unos 15 minutos aproximadamente o hasta que estén algo doradas, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Al sacar del horno posiblemente estén algo blandas, pero según se van enfriando van endureciendo. Guardar en recipiente hermético.

domingo, 25 de noviembre de 2012

PASTEL DE NUECES, GALLETAS Y CARAMELO



Para seguir por la senda de los postres, ahora doy paso a una receta tan excelente como la persona que me la ha cedido, a la cual estaré eternamente agradecido por hacerme disfrutar con este magnífico postre.

Su elaboración como no podía ser de otra forma, es muy sencilla, con ingredientes fáciles de encontrar y bastante económicos, y por supuesto, siempre admitiendo cambios según nuestros gustos, en este caso pudiendo cambiar las nueces por prácticamente cualquier otro fruto seco o incluso haciendo alguna mezcla entre los mismos. Yo personalmente, he tenido oportunidad de probar esta misma receta cambiando las nueces por almendras ligeramente tostadas, y doy fe de que es una autentica delicia.

Y ahora sin más, os dejo la receta, la cual os recomiendo probar ya sea con nueces, almendras o cualquier otro ingrediente, (coco rallado, pistachos, castañas, anacardos, chocolate, higos secos, etc.)


INGREDIENTES:

200 gr de nueces
6 huevos
350 gr de azúcar
500 gr de leche
150 gr de galletas tipo “maría” 
Caramelo liquido

ELABORACIÓN:

Primero debemos poner el horno a 190º C. 

A parte, extender el caramelo líquido por el fondo de una tartera de unos 22 cm de diámetro.

Por otro lado, meter el resto de ingredientes en un recipiente lo suficientemente grande y triturar, verter la mezcla en la tartera, y con mucho cuidado poner al baño maría dentro del horno y a media altura. Dejar cocer alrededor de 25 minutos, y pasado este tiempo pinchar con un palillo de madera en el centro para comprobar la cocción, si el palillo sale limpio significará que el pastel está listo. Sacar el horno y dejar enfriar, voltear y servir, si se desea acompañado de nata montada.

lunes, 19 de noviembre de 2012

CONOS CRUJIENTES RELLENOS DE CREMA ANISADA



Ya iba siendo hora de estrenar un apartado de postres, y he pensado que un buen comienzo debe ir acompañado de una rica receta como esta, sencilla de elaborar y muy versátil al admitir infinidad de variantes.

Su composición como bien dije es sencilla, partiendo de una masa y una crema pastelera básica, a la cual se le añade un toque de anís, y su versatilidad infinita al poder jugar a nuestro antojo a la hora de elegir el relleno que más nos guste (nata, crema de chocolate, crema pastelera, crema de licor, nata y chocolate, nata y canela, crema de naranja, etc.). Incluso podemos convertir este postre en un plato salado, simplemente eliminando el azúcar y rellenando por ejemplo con una mousse de atún, salmón ahumado, queso azul, roquefort y nueces, etc.

Espero disfrutéis de esta receta, y sobre todo espero os pueda servir como opción para sorprender en estas próximas fiestas.

INGREDIENTES:

-Para la masa:

¼ l. de aceite de oliva suave
¼ l. de vino blanco
1 huevo
Harina floja, la que admita (520 gr. Aprox.)

-Para la crema anisada:

6 yemas de huevo
½ l. de leche
½ l. de nata
200 gr. de azúcar
80 gr. de harina fina de maíz (maizena)
Una copita de anís
Ralladura de un limón

-Para rebozar los conos:

100 gr. de azúcar
1 cucharada de postre de canela en polvo

ELABORACIÓN:

Para empezar debemos preparar la crema anisada para que dé tiempo a que se enfríe a la hora de rellenar los conos. Para ello preparamos una crema pastelera básica, poniendo las yemas de huevo en una cacerola junto al azúcar y la ralladura de limón, batimos enérgicamente durante unos minutos, añadimos la maizena con cuidado para que no queden grumos y volvemos a batir hasta que quede todo muy bien mezclado, seguidamente vamos añadiendo poco a poco la leche y la nata, las cuales se han mezclado y dado un pequeño hervor previamente, todo ello sin dejar de batir para evitar que las yemas se coagulen, una vez incorporado todo el liquido, ponemos al fuego a temperatura media alta y sin dejar de remover hasta que la crema consiga un espesor consistente, dejamos enfriar muy bien y por ultimo añadimos el anís a gusto, dependiendo de cómo la queramos de sabor.

Por otro lado, preparamos la masa para los conos, simplemente mezclando todos sus ingredientes y añadiendo harina hasta que la masa deje de pegarse en los dedos, envolvemos en film de cocina y dejamos reposar unos 30 minutos en el frío.

A la hora de preparar los conos, estiramos la masa dejando una altura de 2 mm aproximadamente y cortamos en tiras de unos 20 cm de largo y 1 cm de grosor, estas tiras las enrollamos en unos conos de pastelería de acero inoxidable, procurando que no queden huecos vacios sin masa y freímos en aceite de semillas hasta dorar, por ultimo pasamos los conos por la mezcla de azúcar y canela y dejamos enfriar.

Para el montaje del postre simplemente debemos rellenar los conos con la crema anisada y servir si se apetece con un poco de helado.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

CREMA DE CALABAZA CON ALUBIAS Y ALBAHACA



Ya que estamos en una estación fría, que mejor que tomar un plato caliente y cargado de energía que nos haga entrar en calor aunque sea por unos instantes, para ello os dejo con una crema ligera de calabaza acompañada de alubias blancas y un toque de albahaca, un plato sencillo y tradicional pero con un toque algo diferente. 

Este plato tal cual, puede ser perfectamente incluido en una dieta vegetariana, ya que carece de cualquier ingrediente ajeno a este tipo de dieta, y a su vez es muy saludable al contener verduras y legumbres, elementos hoy en día poco incluidos en la dieta diaria de muchas personas debido al estilo de vida que llevamos, así que nada, dediquemos un pequeño tiempo a cocinar que bien agradecido estará nuestro cuerpo. 

INGREDIENTES:

1 kg. de calabaza 
1 cebolla pequeña 
1 pimiento rojo 
2 patatas 
1 tomate 
300 gr. aprox. de alubias blancas cocidas 
Caldo de verduras 
Aceite de oliva 
Sal, pimienta, albahaca. 

ELABORACIÓN: 

Para empezar picamos la cebolla, ajo, pimiento, tomate, patata y calabaza, reservamos todo y en una cacerola añadimos aceite de oliva, cuando esté tibio añadimos el ajo y dejamos cocinar unos segundos, añadimos la cebolla, pimiento, sal, pimienta y un poco de albahaca seca, dejamos cocinar un poco y seguidamente incorporamos el tomate, la calabaza y la patata, mojamos con caldo de verduras hasta cubrir y tapamos, dejamos cocer todo hasta que la patata y calabaza resulte blanda. 

Cuando esté todo bien cocinado, retiramos un poco de caldo de la cacerola en el caso de que quede demasiado y añadimos después según nos sea necesario, trituramos las verduras muy bien hasta que resulte una crema muy fina, pasamos por un colador chino, debe quedar una crema con algo de consistencia pero sin excedernos de espesor. 

A parte, podemos usar el caldo de verdura restante para dar unos minutos de cocción a las alubias antes de servir junto con la crema, añadir un poco de albahaca y pimienta.