lunes, 24 de septiembre de 2012

SCHIACCIATA ITALIANA



La schiacciata es un pan Italiano, sencillo de preparar y muy útil a la hora de acompañar cualquier plato o simplemente para tomar como aperitivo. Puede hacerse de infinitas formas, sabores y grosores, a mí personalmente me gusta dejarlo bien fino y crujiente, aderezándolo con diferentes hierbas, especias o aderezos.

Dependiendo de la forma que demos a este pan, podemos darle a su vez diferentes usos, como por ejemplo, para degustar un paté, preparar una rica tostada o elaborar diferentes canapés. A continuación dejo la receta que yo suelo preparar y os invito a que opinéis, la probéis y expongáis vuestras propuestas de cómo usar este pan tal versátil.


INGREDIENTES:

200 gr de harina de fuerza
100 gr de agua tibia
10 gr de levadura de panadería
Sal gruesa
Aceite de oliva virgen
Hierbas, especias o aderezos que se deseen (pimientas, orégano, romero, tomillo, pimentón, salvia, albahaca, tomate seco, polvo de aceituna negra, comino, etc.)
 
ELABORACIÓN:

Primero hacemos una especie de volcán con la harina, en el centro disolvemos la levadura con un poco de agua tibia.

Seguidamente añadimos el resto del agua y comenzamos a amasar hasta conseguir una masa uniforme, la cual dejaremos reposar tapada en un lugar cálido al menos una hora.

Una vez reposada, volvemos a amasar y cortamos en pequeñas porciones, las cuales debemos estirar dejándolas muy finas, pintamos con aceite de oliva y añadimos las especias que más gusten junto con una pizca de sal gruesa. 
 
Ponemos cada pieza de pan sobre papel de horno y horneamos a unos 180º C hasta que comience a tomar un color dorado, apagar el horno y dejar el pan dentro con la puerta abierta hasta que se enfríe, de este modo el pan quedará crujiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario